The Book

C/Antoni Suárez, 29

963 20 59 59

Chatos, según vas madurando y viviendo experiencias en la vida, vas viendo las cosas más claras. Hay quien un día se levanta y se da cuen de que comprarse un laser disc fue mala idea, yo el otro día llegué a una conclusión que voy a poner en itálica para darle enjundia: “Hay restaurantes en los que para cenar a un precio razonable, tenéis que ir varios, pero si vais varios, la comida no cunde”.
En ese abanico me caben lugares como La comisaría, Tonyina, y la nueva entrada de hoy, The Book.
The Book está justo enfrente de la Oveja Negra, y chico, lo vi tan apañadito y tan blanco que me apeteció probar. La carta está bien, se divide en fríos, calientes y postres, y como era la primera vez que íbamos, quisimos hacer un barrido general de prueba, y pedimos arreu.

1

Las frías fueron una ensaladilla rusa 1864,  y unos mejillones con verdurita escabechada y bueno, a parte de que incomprensiblemente el camarero nos llamara “familia” todo el rato, estaban okey. Venían servidas como en latas de conserva, lo que hace que las raciones se queden cortas. La ensaladilla es cierto que no era la típica, y no nos pusimos de acuerdo en lo que llevaba. Lechuga seguro, yo sostengo que surimi, y mi colega creyó vislumbrar tofu, además de los huevos de arenque por encima. Los mejillones, pues eso…un escabeche con pimentón, con cebollita y zanahoria por abajo, que dices, bien, sí que está bueno, pero igual a pavo y pico el mejillón, pues…
Luego sacaron unas tortitas de camarón. No se si habéis estado por Sevilla, pero hacen unas tortitas de camarón como el hula hop de Falete, y estas eran más bien tamaño ojete sin estrenar. Venían como con una mayonesa de lima, una salsita cítrica que funcionaba, pero es que eran un poco tortitas para tomar la comunión.

2

Pero atención, sepia en su tinta con patata chafada y alioli, acieeeerto. Aquello estaba muy bueno y sí que era para compartir. Cierto es que luego se te queda la boca de Bitelchús un rato, pero vale la pena.
Los buñuelos de bacalao, la verdad, pasaron sin pena ni gloria, como operación triunfo 3, pero el crujiente de rabo de toro estaba muy bueno. Venía como envuelto en un canelón de pasta filo, y estaba sobre puré de patata y una salsa de carne. A todo esto, para beber, la botella de Mala Vida a 16 pavos (por el Carmen a 14, en la feria del vino como a 4).
En fin, de postre, chocolate en texturas y frutos rojos con espuma de yogur. El chocolate es un brownie, sobre sopita de chocolate blanco, con un canelón de helado encima. Los frutos rojos son eso, frutos rojos con yogur.
80,20€ entre 5, a 16 y pico.
Analicemos un momento…6 tapas y dos postres para 5. ¿Es bien, que te levantes de esa mesa, habiendo comido, literalmente, unas 10 cucharadas en total? No puedo criticar la calidad de la comida, ni a los camareros, pero…¿no se nos está yendo de las manos el tema de las raciones? No digo que tenga que ser todo rancho de la mili, pero nano, el otro día los montaditos del Ca Mandó, ahora esto…

3

Creo que es un sitio que debería, o bien abaratarse, o bien venirse arriba con las cantidades.
Por el momento, sólo os lo puedo recomendar si queréis gastaros más de 20 pavos, o tenéis alguna celebración o algo así, pero no es un sitio de diario.
Le doy un anti okey olímpico, que es el que se convierte en okey cada cuatro años.
Goza de amplio aparcamiento.

www.thebookrestaurant.com

¿Qué dices, nano?