Sa Fonda

C/ Císcar 18
963 74 81 02

Casi seguro que si le preguntas a tu amiga la IT girl sobre algún sitio para cenar por Cánovas, bajará la pantalla de su macbook, hará una pompa de chicle de fresa y te dirá que Sa Fonda.
Está en una zona muy transitada, es acogedor y la oferta es variada, además no tiene ese punto hard guiri o Cospedal friendly que tienen muchos locales de la zona. La carta se divide en tapas de la tierra, del mar y un par sin clasificar (que son quesos, como si hubiera quesos marinos). El tema está en que cada plato se puede probar en modo tapita (entre 4 y 5 pavos, muy okey, puedes variar) o en modo plato (de doce y pico para arriba, nada, desfás).

1

Total, que llegas allí, te sientas y haces una selección de tapitas, nosotros pedimos tres y tres. De marino, el tartar de salmón, la ensaladilla de txangurro y el carpaccio de pulpo. Este último bien, no esperes que te llene como un bocata de calamares porque es una finura, pero viene salseado con fruta de la pasión y mango, lo que le da un point.
El tartar muy flojo, lo que más. Se supone que lo marinan con vodka y aceite y no sé que hostias, pero a mí el salmón me gusta con un poquito de funky…un ácido, soja, un cítrico…algo que lo cueza, y este sabía a crudité, efecto oso Grizzly cazando con la boca.
La ensaladilla genial, poquita mayonesa, pimientitos verdes y rojos…es original y está rica.

2

En cuanto a las de carne, la panceta con noodles y soja, ideal para cualquier régimen. Un taco de panceta churrusquer, con sus fideítos chinos y unos (a priori innecesarios) fideos-bocabits crujientes por encima.
Brocheta de buey Angus con buñuelos de boniato, los buñuelos de boniato, no son buñuelos de hecho, son trocitos de boniato con un rebozado rollo tempura, bien, dulces, patatásticos, y lo del Angus pues bueno…dime clásico pero igual me pones buey normal y tampoco sufro. Viene con una salsita rollo guisado de la abuela muy funcional.
Y rematamos con un foie mi cuit con vermouth y chutney de pomelo y naranja. Pues bien, un cilindrito con la capita de dulce sopleteado por encima y su salsita dulce.
De postre pedimos un bizcocho con praliné y helado de avellanas, que curiosamente fue lo más caro, los postres valen 6€ y pico…pero un momento, parad las rotativas…ese postre era EL POSTRE.

3

Estaba tan cojonudo que bien a gusto repetiría la escena de las rosas de American Beauty, pero con bizcochos de praliné. El día que muera, sepultadme como a un faraón en una pila infinita de esos bizcochos, hasta que me aplaste la deliciosidad. Muy bueno, de veras, avellanoso y sexy hasta la inyaculación tántrica. Un must.

Okey, pero intentad no pasaros con el precio y pedid tapas en lugar de raciones enteras.
39,50 entre dos…pues casi a 20€
Goza de amplio aparcamiento.

www.safonda.es

¿Qué dices, nano?