Las 3 premisas

Bueno nano, basta ya. Valencia es demasiado grande y la vida demasiado corta como para tener que acabar en bares donde te sirven la sangría con tres dedos de azúcar en el fondo, por un tema de precio o de falta de alternativa. ¿Es cierto que cada vez que en un bar ponen calamares congelados, con rebozado de este de buñuelo, dios mata a un gatito? Completamente. Por eso, y desde el firme convencimiento de que se puede comer okeymente, pero que  muchas veces no se hace porque no se sabe a donde ir…llega este blog.

Creo que hay tres premisas básicas que seguir para que un sitio mole, y deberían ser la piedra filosofal del comefuerismo, y son:

1-Que se pueda comer o cenar por menos de 20€ (Vale, sin botella de vino, pero que la cosa está mal, y que nos creemos que es normal que unas bravas valgan 7 pavos y eso no es así)

2-Que el dueño esté en la sala o en la cocina A ver, esta es más negociable, puede estar de vacaciones o haber ido a por tabaco o algo. Es solo para evitar franquicias, que son lugares impersonales y horribles.

3-Que tengan uno o más platos que sólo hagan ahí (Porque si, porque en un bar de polígono está el dueño y se come barato, pero ensaladilla, chivito, un poco lo de siempre…y aquí vamos a lo original)

A partir de ahora iremos analizando locales de Valencia, que cumplan estas premisas, y los compartiremos por aquí para que nunca mais os quedéis sin recursos. Somos implacables y no estamos en venta. Goza de amplio aparcamiento.

¿Qué dices, nano?