La Sénia

C/ de la Cenia 2

963 15 37 28

Pues resulta que habíamos quedado para cenar por el Carmen, pero el sitio al que íbamos a ir estaba cerrado. Y bueno, como estábamos con la previa por la zona de la Lonja, decidimos callejear un poco a ver qué encontrábamos por allí. Yo recordaba un sitio al que había ido hace bastante con unos amigos, cerca de la tasca Ángel, y donde había probado unas alcachofas que no estaban nada mal, La Sénia. Pero, ya desde lejos, un tufillo a zona guiri empieza a llegarme. Los captadores de “¿Buscáis sitio para cenar?” están llegando desde el Carmen a la Plaza del Dr. Collado, expandiéndose como el virus del mono de estallido. ¿Qué denota que un local se ha convertido en un sitio guiri friendly? Para empezar, la pizarra de fuera escrita en inglés es muy reveladora; pero cuando hay dos rubias en la terraza bebiendo sangría y hablando con enes y erres al revés, entonces ya es gol. Algún día hablaremos de la sangría, esa típica bebida española que ningún español bebe jamás , a no ser en cenas de clase o del curro.

1

Bueno, La Sénia es pequeñita por dentro, toda acristalada, techo alto, madera abundante. La carta había cambiado casi por completo desde que fui la última vez, cosa prometedora en un sitio que está junto al mercado central. Pedimos el salmorejo, el trencadís de berenjena y los boquerones “Sénia”. El salmorejo muy correcto, con trocetes de jamón y huevo flotando en el espesor. El trencadís, parece un guiso de berenjena, porque está como muy deshecha y muy blanda, con apariencia tapenade. Curioso pero recomendable, se toma preferiblemente en montadito. Lo más destacable de momento los boquerones, que estaban marinados en hierbabuena, naranja y vermouth, además por supuesto, del clásico vinagre. Mola porque no es el clásico sabor a boquerón, además lo sirven con pasas. Muy outsider.

2

Luego pedimos la ensalada valenciana, los montaditos de huevo y morcilla y los tallarines de sepia. Joder, como agradezco cuando las ensaladas no son de bolsa. Esta venía con el tomate, el atún, el huevo, todos los clásicos de ayer y hoy, fresquitos de huerta. Sí que es verdad que 8,50 pavos una ensalada valenciana es como que se nos va de las manos, pero vale, aceptamos barco por el tema zona. Los montaditos de morcilla (de arroz) vienen sobre pan tostadete, y con un huevo de codorniz encima, muy golosones para cualquier régimen estricto post-vacacional. Pero yo creo que la ganadora del segundo round fue la sepia, muy parecida a la del Come y Calla. La congelan, la cortan fina fina con el cortador de fiambre, y la saltean con pesto, muy suave. Es lo que pediré la próxima vez que vaya.

3

Luego postralmente hablando, tenían un flan de queso de cabra, que no pienso probar jamás, porque el queso de cabra, en general sabe a plastilina con mierda, y unos helados en plan artesano de chocolate, pistacho y mante k.o.

Bien, sitio correcto en general, igual con un poquito más de carta o un pelín más barato, alcanzarían el paradigma del okeyor, pero la verdad que tienen un adecuado okey en zona hostil.

85,80€ entre 6, pues a 14,3…ni tan mal.

Goza de amplio aparcamiento.

www.tabernalasenia.net

¿Qué dices, nano?