La Murta

Chatos, ayer hicimos una incursión por Beni y cenamos en La Murta. No sé si habéis estado, es un bar que hace esquina entre la calle Murta y la calle Mistral.

Nos sentamos justo debajo de unos discos enmarcados de Raimon y Ovidi Montllor. Ovidi Montllor es el Daddy Yankee de Benimaclet, por si alguien no lo conoce. Siempre que me siento en un sitio nuevo, hago un checking ocular a ver qué hay por ahí. En este caso veo la carta en la pared escrita en tiza, veo a las camareras muy sonrientes, y detrás de la barra veo a uno de los tíos más grandes que he visto en mi vida. Es como la montaña que cabalga de Juego de tronos, pero en este caso es la montaña que pone birras. A la derecha del local hay un poster de “El virgo de Visanteta”. All right. 

Veo en la carta de la pared varios tipos de croquetas (morellanas incluidas), también varios saquitos de cosas (queso, longaniza…) y también una buena oferta de verduras. Dada la valencianor, hubiera sido bonito algo tipo…ensalada Joan Monleón, pero no había. De entre todo eso, pedimos la ensaladilla de alcachofa, verduras a la plancha, magro en salsa, unas croquetas de boletus y las patatas Murta. 

A los pocos minutos llega la ensaladilla. Me sorprende lo rápido porque el bar está petado, y eso que son las once pasadas. La ensaladilla está hecha de cosas de bote juntadas, lleva surimi, alcachofa en conserva, maíz, taquitos de jamón y mahonesa. La ración es abundante y vale 4,50. Creo que esta entrada me va a servir para retomar el tema de la relación calidad/precio en los locales. Si esa ensaladilla costase ocho pavos, yo habría llamado a Amnistía Internacional, hubiera hecho camisetas y hubiera grabado una versión de We are the world con la asociación de damnificados por ensaladilla, PERO sucede que vale cuatro pavos y medio. Entonces se produce el curioso efecto “vale lo que cuesta, y además te lo estás comiendo a gusto”. 

Después llegaron las croquetas de boletus. No parecían congeladas, además, como ya he dicho, en la pared había bastante variedad entre las normales y las morellanas, así que creo que las harán ellos. Estaban bien, correctas, tamaño pelota de ping pong, servidas en una cazuelita de barro. Nada que reseñar. 

¿Qué son las patatas Murta? Pues son un guarreo muy apetecible. Son patatas cortadas en láminas con mandolina, fritas y con ajoaceite y salsa de perejil. también llevan jamón cortado en brunoise, pero es tan testimonial que prácticamente ni lo notas. 

Me llamó la atención el magro. Normalmente el magro de bar suele estar seco, suele ser de los que cuesta masticar, pero este estaba tan tierno que tenía textura de carrillera. La salsa era de verduras, y aunque para mi gusto le sobraba un poco de aceite, invitaba al suque duro.

Las verduras a la plancha eran un combo de calabacín, berenjena, pimientos de padrón, alcachofa, medio tomate y tres espárragos, con aceitito por arriba. Obviamente para mi gana la alcachofa, como gana el español en los chistes.

Pasamos de café porque era tarde, pero pedimos un postre, que para mí fue lo mejor y además adelantó por la puta derecha a muchas moderneces que he probado por ahí. Digamos que eres un cocinero, y quieres demostrar tu valencianor adaptando un postre de toda la vida a lo que viene siendo el producto autóctono. Supongo que ese es el germen de la torrija con horchata, dices, tengo esto aquí, que toda la vida se ha hecho con leche, pero llego yo y lo hago con horchata y me lo llevo muerto. Mis huevos ahí. Bueno, pues ayer probé un crepe de turrón de Jijona. 
El plato en sí no tiene nada, pero es que eso es lo maravilloso. Coges el crepe, le metes dentro turrón de almendras del blando, y claro, eso funde. Queda muy cremoso, el sabor es súper reconocible y oye, yo no lo había probado en ninguna otra parte y me llamó mucho la atención.  De hecho estoy dispuesto a pasar por alto los dos gurruños de nata de spray, porque lo gocé abundante. 

Todo esto con varias copas de vino, un par de cervezas, y una Coca-cola. ¿Cuánto decís? ¿Catorce pavos? ¿Doce? 

Pues nano, no llegó a diez miserables pavos. 38,80 entre 4, salimos a 9,7€ por persona. 
¿Qué pasa entonces? Pasa que la relación es muy buena. No cenaba tan barato en un sitio desde L´Olegari, y allí lo entiendo porque es un poco cadena de montaje. Creo que lo que cené estaba rico, el ambiente era guay y el precio me pareció de escándalo. No creo que puedas cenar por menos a no ser que te vayas a un kebab, a un chino o a un contenedor de detrás del DIA. Es un bar en el que no se flipan.

Voy a darle un okey con puntito a este sitio. Echadle un ojo si un día estáis por Benimaclet y os apetece cenar de bar batallero. Goza de amplio aparcamiento.

0 Comentarios

  • Núria

    Me acabo de enamorar de este blog. La Murta es TOP, pero esta frase me ha matado mi corazón alcoyano: “Ovidi Montllor es el Daddy Yankee de Benimaclet, por si alguien no lo conoce”.

    Sigue así, ya tienes una seguidora más. <3

¿Qué dices, nano?