la bufala

Oye, ¿conocéis La Búfala en Benimaclet?
No es fácil de encontrar, está por detrás del Atalanta, justo delante de una cancha tipo en la que amenazaron a Will Smith para que se fuera a Bel-Air. El sitio sería un italiano más si no fuera por dos cosas:
– Una, los italianos que he probado en Benimaclet son italo-argentinos, lo cual quiere decir (ya lo sabéis, esto está hablado) dulces de leche, provolones y empanadas. Este lo lleva un italiano
– Concretamente, este italiano es Napolitano. Nosotros, valiente pueblo hispano, tenemos la creencia de que la pizza es italiana, así en general, pero para nada, la pizza es napolitana.
Supongo que cuando un sueco viene a España y se come una paella en Lugo, se va supercontento porque piensa que al ser española ya es la auténtica. A nosotros nos pasa lo mismo con las pizzas.
De todas formas, de las pizzas siempre se ha dicho que son como follar, cuando salen bien molan mucho, y cuando salen mal…pues en el fondo también molan bastante.

1
A lo que voy, el sitio tiene pinta de bar traspasado, dentro hablan en italiano, hay movidas de fútbol del Milan, la tele milanesa puesta, todo muy ambientado.
La carta se divide en pizzas y movidas que no son pizzas. La verdad es que había un par de cosas italianas típicas que no he visto en otros restaurantes. También tienen cosas fuera de carta, que siempre se agradece.
Nosotros pedimos una pizza (la Búfala), un carpaccio de pulpo, las flores de calabacín rebozadas, una ensalada caprese, e inexplicablemente un codillo.
Por orden, el carpaccio llevaba alcaparras, aceite y creo que limón. La cantidad era asequible, el pulpo tierno, todo parece indicar que el sitio mola. Sacan pan.
Las flores de calabacín son jodidas de encontrar. Básicamente van rebozadas en una pasta tipo buñuelo, y rellenas de queso, a veces con anchoa. En este caso el relleno parecía ricotta, o algún tipo de requesón. Venían acompañadas de una cazuelita de berenjenas como en escabeche, muy avinagradas, en plan encurtido, que van muy bien para matar el exceso de aceite de los fritos. Me parecen un aperitivo muy okey, pero si comes más de dos te eclosiona la aorta.
La caprese más standar. La mozzarella se supone que es de búfala, pero estaba un poco light de sabor, era de búfala a dieta. Dos hojitas de albahaca, rodajas de tomate y unos tomatitos secos. Estaba buena, pero ya te digo que esa ensalada hecha dándolo todo, es una barbaridad. Le pones un tomate de estos de mercado que sepa a tomate, una mozzarella fuerte, y más allbahaca y te entran ganas de invadir Sicilia. Esta estaba un poco a medio gas, no invadimos nada, como mucho llamamos a Sicilia de madrugada para dar por culo.

2
Bueno, y ahora el alfa y el omega, el ying y el yang, el Emilio y el Rody Aragón…La pizza y el codillo.
La pizza me pareció espectacular, buena masa, bien cocida, ingredientes chachis, tope de flavour. Llevaba mozzarella, parmesano en láminas, rúcula y jamón serrano italiano. Pues nano, pues de puta madre. La mejor pizza que me he comido en Benimaclet sin duda. Ahora bien, me sacan el codillo, que se supone que lleva romero y salsa de cerveza y nosequé, y aquello es una cosa escasa y triste con patatas congeladas.
Para empezar vale 12 pavos, y por ética, no me puedes sacar algo de 12 pavos con patatas congeladas, porque me cago en ti y para eso está el Fosters. Luego el tema de la falta de salsa, que nos dejó tristes, y además el tamaño. No recuerdo cuanto vale el codillo del Ikea, pero creo que son menos de 12 y es un señor codillo.
Vale que ellos son multinacional, y este chico un napolitano individual, pero este plato no mola.
Y tras haber conocido la gloria, y el descenso a segunda, pedimos una pastela napolitana de postre, que es como una masa horneada con crema y fruta escarchada por encima, en este caso manzana.
Había un sabor muy predominante como a azahar, a jazmín o algo así muy muy fuerte, muy aromático. Si eres fan de la fruta puede que mole, a mí me tiró un poco pa’tras.

3
Al final 70 pavos, con vinos y cervezas, entre cuatro que éramos, a 17 y medio. Bien, ni mucho ni poco.
Yo os lo recomiendo, porque creo que lo hacen bien. No creo que sea un tope de okey como el Mimmo, pero desde luego es un okey muy alto. Cené muy a gusto y pienso volver y petarme una pizza yo solo.
Okey napolitano y bufalesco, echadle un ojo.
Goza de amplio aparcamiento.

¿Qué dices, nano?