La Botifarra

C/ Pinzón, 12,

616 75 86 24

Anoche pululábamos por el Carmen buscando un sitio cenable, y recordé un sitio así medio oculto, al que hacía tiempo que no iba. La Botifarra es un local muy pequeño, sólo tiene cuatro o cinco mesas en la parte de arriba y un par de toneles debajo, y además está en una de esas calles a las que solo vas para aparcar. Típico callejón donde mataron a los padres de Batman. Pero hay algo que mola del sitio, y es que siempre que he ido, me ha dado la impresión de que estaban de buen rollo, un poco como Bertín Osborne cuando presenta ¿sabes? que no es que se la sude todo, pero tal. De hecho, anoche la camarera protagonizó un hit tremendo:
-“¿Tenéis algo fuera de carta?
– Si, entrecot…pero no tenemos.
Además, son poseedores de la carta más fea del mundo. En serio, es fea fea, pero como una nevera por detrás. Es un folio plastificado, los platos están escritos en negro, pero las letras tienen como una sombra roja, todo está en recuadros que no encajan, de repente hay una foto ahí que no pinta nada…un éxito. Por suerte tienen los platos escritos en la pared con tiza.

1

Pero bueno, pedimos la ensalada “General Patón” (que es de migas de pato), las albóndigas de la abuela, una de morcilla, otra de ajoarriero y finalmente las patatas “Paris Hilton”.
La ensalada bien, migas de pato confitadas, hojitas verdes, jamón serrano, tomate aparentemente de mercado y champiñón crudo. Grande para compartir, una cosa graciosa. Las albóndigas de la abuela también están bien, ponen 5, con una salsita de tomate con laurel, y unas patatitas cocidas. En general es un sitio bastante casero, no te esperes wasabis ni tatakis ni hostias, porque no. El estilo de cocina es como el del Camerino de Ruzafa, pero en el Carmen.
El ajoarriero y la morcilla, pues otros dos clasicazos. La morcilla (de arroz) viene en unas rodajas hechas a la plancha, y con mermelada de tomate. Yo no soy particularmente fan del morcillaje, mi colega dijo que le faltaba un vuelta vuelta, para mí estaban bien. El ajoarriero en cambio viene con sus tostaditas y almendras laminadas. Eso me recuerda que el otro día vi la carta de un sitio nuevo que hay por el mercado de Colón, “El Imperdible” , y el ajoarriero costaba 14 pavos. Me desorino al máximo ¿catorce pavazos patata cocida, bacalao y huevo? Además su logotipo parece una polla disfrazada de anciana (ver). Pero me estoy desviando.

3 copy

Las patatas Paris Hilton se ve que son el clásico, son patatas a lo pobre, con ajo y perejil, pero llevan jamón, huevo, foie y queso de cabra. Se llaman así porque son muy guarras pero muy ricas 😀 a mí con esas cosas se me ganan enseguida.
Bueno, y de postre pues un brownie y un coulant. Estaban buenos, pero para mi gusto llevaban una tormenta del desierto de canela por encima, podían haberse ahorrado un pelín.
Nos invitaron a unos chupitos en la barra y nos dijeron que eran 60 pavos, 15 por persona.

3

Bebimos vino y sacamos una idea para un canal de youtube, fue una noche provechosa.
Ya te digo, no es un sitio innovador, pero es un sitio con un okey si pasas por allí muy merecido, y tienen una foto con chicote y una pizarra con el símbolo de Spook.
Goza de amplio aparcamiento.

¿Qué dices, nano?