El Lloc

¿Conocéis algún lugar de esos desgraciados que siempre cierran? Uno de esos que parece que estén sobre un cementerio indio o alguna mierda similar, porque siempre que abren algo lo cierran muy poco tiempo después. Normalmente el proceso es: abro local, cierro local, abren otro local, cierran de nuevo, abren un kebab, fin.

Pues hay uno de esos por Benimaclet, justo delante del Pata Negra. Recuerdo que hace muchos años era un lugar donde hacían croquetas cuadradas, luego una hamburguesería, luego algo relacionado con hechizos o Morgana, o algo así, y ahora es El Lloc. El caso, por no divagar, es que la otra noche buscábamos un sitio nuevo por el mundo y acabamos ahí. Era entre semana y estaba vacío. La decoración es acogedora sin necesidad de palets por las paredes, hay un pasillo que separa dos salas, y en cada sala cabrán unas cuatro o cinco mesas. La carta tiene dos partes principales, entrepans y cassoletes. Los entrepans ya no son lo clásico, cosa que se agradece, hay movidas como fondue de queso, jamón ibérico plancha…aunque la verdad es que no hicimos mucho caso de la bocatada y fuimos más a por las cazuelas.

lloc1

Pues nano, pedimos unas patatas de temporada (con huevo, carrillada y setas) y un revuelto que había con jamón ibérico y ajetes, pero para ir empezando pedimos la ensalada de atún marinado y una especie de fingers de pollo con mayonesa de curry. Llegó primero la ensalada y…oh, mezclum de bolsa. En principio eso ya mola regular, pero ojo, en este caso llevaba quinoa, wakame, tomate y trocitos de atún marinado en soja por encima. He de reconocer que era interesante, así que perdonamos lo de las lechugas. Por cierto, se nos fue la olla y le hice la foto cuando estaba a medio devorar. Era tarde, había hambre.

Los fingers me parecieron muy gansos. Se notaban caseros, y en un mundo donde siempre gana la freidora más rápida a este lado del Turia, cierta caseridad siempre se agradece. Te los traen en una cestita, como en la Tasqueta (y ahora en muchos sitios) y la mahonesa con curry sin duda es un acierto que invita al suque, se distingue muy bien el sabor. Además tenían chicha, no eran de estos que son todo rebozado y mierda. Muy okey.

Pero ¡alto!…¿Qué fue lo que me voló la cabeza? ¿Es posible reinventar o sorprender con algo que has probado mil veces? ¿Es posible, de repente, petarlo con un chivito, unos calamares o una paella? Pues nanos, me flipó el puto revuelto. Tanto es así que se convierte en el primer revuelto Golden Okey, y ya os digo que no llevaba nada. Huevos, jamón ibérico, ajetes, sí, pero todo ello en delicada armonía y equilibrada combinación. La textura era cremosa y fabulosa, todo encajaba en el universo, y nos lo jodimos con ansia guerrera.

lloc2

No menos interesante estuvo el de carrillada, pero es que vamos a ver, estamos hablando de carrillada, patatas y huevo. Empezamos a romper, empezamos a mezclar y aquello estaba de puta madre. Venga a mojar pan y si la cazuela no hubiera tenido fondo, aún estamos por allí rebañando en el tercer piso del parking.

La idea era más picotear que cenar-cenar, pero visto lo visto decidimos pedir otro plato y postre y hacer un post más completo. Nos llamó la atención el plato de patitas de calamar con calabacín (tenía otro nombre que ahora no recuerdo, algo como fritura tierra y mar). Bueno, esto es justo lo que promete, son unas patitas de calamar rebozadas, con trozos de calabacín rebozados también como en una especie de tempura/pasta de buñuelo. Pues oye, pues de puta madre, le echas su chorrito de limón y eso con una cerveza en la playa te entra solo. O como dijo Nacho Vidal, en este caso no hay playa pero entra igual.

Los postres no parecían del todo originales, pero nos decidimos por un tiramisú que estaba bastante conseguido. Era tierno, altote, cremoso y sabía a café. La crema también estaba muy correcta, no puedo asegurar que fuera mascarpone, pero desde luego molaba. Bueno, pues todo ello, con botella de vino, 53,80€ entre tres, a 17,9…ponle 18 pavetes.

lloc3

Para mí es un okey alto, y creo que no molaría dejarlo morir como a sus antecesores. Llevan casi tres meses abiertos, y mola apoyar en los inicios (recuerdo cuando iba a L´Ostería o a La Llorona un viernes sin reservar, que tiempos). Id y pedid el revuelto, tetes.

Goza de amplio aparcamiento.

¿Qué dices, nano?