El León

Plaza Redonda 7

675 11 15 27

La otra noche andábamos por el centro, ya pasadas las diez, buscando un sitio que nos acogiera para cenar. Y vaya, tarea harto complicada, porque en el centro hay una especie de triángulo de las Bermudas, Plaza Tetuán – Miguelete – FNAC, en el que es casi imposible cenar en un sitio ajeno a la paella congelada.
Pero…eh, por suerte recordamos la sugerencia de nuestra amiga Mapi, alcaldesa de La Torre, persona sensible a las palmas bien tocadas, de cenar en El León. El León es un bar situado en plena Plaza Redonda (por cierto, qué bien, qué bonita ha quedado, ¿eh? qué esencia) en el que hacen hamburguesas, y alguna tapita graciosa.
Nos sentamos en la terraza y nos dan la carta. Un plato de carne, uno de pescado, dos ensaladas, en principio no es muy abundante pero no pinta mal. Pedimos dos tipos de croquetas, el carpaccio de berenjena y una ensalada para empezar.

1atopor

La ensalada era de crujiente de pollo con salsa de miel y mostaza, y me parto el culo de lo de crujuente. Lechuga, unos cherry partidos por la mitad y cuatro trozos de pollo ensartados en una brocheta, rebozados pero que no crujían por ningún lado. ¿No es un poco osado llamar crujiente a un plato que no cruje? Es como llamar Vicente a un tío que no vice. En fin. Aliño de miel y mostaza clásico. Siguiente round.
Carpaccio de berenjena. Berenjena sí, pero no en crudo, me atrevería a decir que llevaba algún tipo de marinaje o algo, porque estaba blandita. Tomate concasse, rúcula y parmesano rayado. Nada del otro mundo, ningún sabor osado, berenjena, tomate y parmesano. Au.

2

Croquetas, seis por ración, pedimos las castizas (de jamón) y las orientales (de pollo y shitake), sabrosas, correctas.
Pedimos dos hamburguesas para compartir. Son de ternera lechal, y llevan queso, pepinillo, el concasse one more time y cebolla tierna. El pan no es el clásico, es blando, pero con semillas de amapola. Están buenas, sin duda. Tienen de dos tipos, la de ternera y una vegetariana. Las patatas fritas son caseras, que siempre es un point.
De postre tenían tarta de queso, de zanahoria y no recuerdo qué más, pero me juego algo gordo a que sería un brownie. Bueno, pedimos la de zanahoria, y venía con un helado de leche merengada y un zrus de chocolate por encima.
Al final 56 pavetes entre 4, a 14€ clavaos por persona.

3

Bueno, está bien, tampoco es una cosa que me quite la vida pero pa’ ir de vez en cuando, oye, tranquilamente. Le otorgaría un “okey, pero meted más platos”, y os informaría de que goza de amplio aparcamiento.

Por cierto, qué fuerte lo de Rossi, ¿eh? A mí en verdad me la trufa, pero es por dar polémica.

Nada más por hoy, malandrines.

www.elleonbar.com

¿Qué dices, nano?