El Aprendiz

Avenida Primado Reig, 153

646 88 94 36

Creo que el sitio que más me habían recomendado desde que empecé a escribir este blog fue El Aprendiz.
Que si es otro nivel, que si que bueno todo, que si vas a flipar, y oye, que sí, que el sitio está bien y tal, pero igual es que me lo habían vendido tanto que…me quedé a medio gas. La sensación es como que vas a quedar con Sofía Vergara y te aparece…no sé…Belén Rueda. Que bien por Belén Rueda, la mujer se conserva y se tira de lo alto de un velero y está estupenda para los años que tiene, pero vaya…
Bueno, el local tiene dos mesas largas dentro y una terracita detrás. La carta se divide en carnes, pescados, cosas que tienen en la vitrina de la barra y “cultura general” que son platos más de tota la vida.
Nosotros pedimos el carpaccio de calabacín, la sepia, el tataki de atún y el abanico ibérico.

1

El carpaccio no tiene ná. Es calabacín sobre tomate rayado y con un aceite de albahaca y un queso por encima. No es que esté mal, porque bueno, son 5 euros y mira, pero no es llamativo.
La sepia bruta, homenaje al cabañal, es un guisate de sepia en su tinta, que está bien pero tampoco tiene mucho. Sabe un poco a sepia en conserva y en relación a la cantidad no creo que valga los 9 pavos que cuesta.
Bien, ahora vamos hacia arriba; el abanico ibérico es un tipo de carne muy parecida al secreto. Venía con ajetes tiernos y setas. Buena cocción, buen sabor, eso sí, espero que en Jaén este año puedan exportar panderetas porque aceite, ya te digo yo que se han quedado sin.No sé si se aprecia en la foto, pero aceite llevaba como si hubiera encallado el prestige contra uno de los ajetes. Aún así, estaba okey.

2

Y remontando again, el tataki estaba realmente bueno, una ración mayor que la que dan por ahí, una salsita como de jengibre, y sésamo y unos brotes por encima. Centro crudo, lados marcados.Uno de los amigos que vino, y que era habitual del local, dijo que el tataki y la ensaladilla son los auténticos hits, así que ya sabéis.
La comida salió reforzada por el postre, pedimos un brownie de chocolate blanco, que era más bizcochal y jugoso de lo que suelen ser los brownies, pero con su bola de helado y sus nueces por dentro. Si eres diabético es posible que te explote el páncreas contra la pared, pero maldita sea, habrá valido la pena.

3

En fin, comida en ascensión, tal vez no acertamos de pleno con lo que pedimos, pero al sitio le reconozco calidad.
Vamos a darle un okey por Belén Rueda.
43,80 entre 3 personas, a 14,6€
Goza de amplio aparcamiento.

¿Qué dices, nano?